Mi lista de blogs

¿Que quieres buscar?

sábado, 11 de diciembre de 2010

La línea antigua- 1er capítulo- atrapada

Un día de estos que son grises como las piedras, iba a estudiar a casa de mi amiga Sylvia. Era la 1ª vez que cogía el metro porque siempre me había asustado mucho ir bajo tierra y tal. Así que ese día me decidí completamente a superar esa fovia tonta. Sylvia me había aconsejado que cogiese el metro porque los autobuseros estaban en huelga. Aún no me creo que la hiciese caso. Pero gracias a que se lo hice, mi vida dio un vuelco. Puede sonar a estupidez, ya lo creo que si, pero es verdad al 100 por 100.
Bajé por las escaleras de la boca del metro y piqué el billete en las maquinitas esas del principio. Anduve con decisión hasta las entradas al andén. ¡Ups! ¡Había tantas! Pregunté a dos señoras que pasaban por allí:
-Perdonen, ¿cuál de las entradas es la que lleva al andén 4?
Las señoras se miraron dubitativas entre sí.
-La última, niña.
-Gracias-les dije con una sonrisa.
Me dirigí a la última entrada y estaba muy oscuro todo. El andén parecía viejo y abandonado, pero cuando me quise dar cuenta, detrás de mi se había cerrado un puerta, que, que yo supiese, no estaba ahí antes. Me empecé a asustar, porque intenté abrir la puerta pero no cedía. Suspiré y de mi voca salió una espesísima nube de vaho. ¡Qué frío me estaba entrando! El vello de la nuca se me erizaba y los huesos me dolían.
CONTINUARÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario